Remind…

Hoy he estado todo el día sola y eso suele ser bastante peligroso. No porque me ponga a beber como una cosaca, si no porque mi cabeza empieza a recordar todo tipo de hazañas pasadas.

Así que hoy se me vino a la cabeza la pregunta “y por qué me toca a mí pasar por todo esto?” Una amiga me dijo ayer que porque debí ser muy cabrona en una vida pasada. Pero ni siquiera hace falta remontarse hasta antes de la reencarnación (no creo en estas cosas, no os asustéis, es por ambientar esto un poco). Hace falta remontarnos a hace un par de años, cuando dejé a mi ex.

Ya os dije que no hay nada más peligroso que darme a mí una noche de fiesta, porque es tomar la primera cerveza y empalmar con las 8 o 9 de la mañana saliendo de un after. Y si a eso le sumamos rencor, edad del pavo y complejo físicos varios, llegamos al punto de comer 2 o 3 veces en una misma noche.

La noche en concreto de la que estoy hablando, a partir de las 3 no soy capaz de recordar nada. Al día siguiente me llamaron preguntándome que al final por qué chico me había decidido, que ninguna de mis amigas lo tenía claro y que allí me habían dejado (claro, AMIGAS, muy majas, llevo yo un pedo descomunal y vosotras vais y me dejáis allí, so cabronas). Y lo único que pude contestar fue: ummm… eso explica por qué me desperté sin ropa esta mañana…

No sé si habéis tenido esa sensación alguna vez, pero es realmente frustrante levantarte un día con la mayor resaca de tu vida y no saber ni cómo pudiste llegar a casa o acertar con la llave.

Lo único que me consuela es que sé de buena mano que en mi casa no pudo pasar nada, porque la puerta estaba cerrada por dentro…

El caso es que parece que no aprendo. Ayer se suponía que no iba a beber mucho, y acabé otra vez con una borrachera de las grandes. Eso sí, volviendo a casa con la bicicleta.
Es bastante complejo controlar un manillar estando en ese estado de embriaguez. Aún no entiendo cómo la gente es capaz de conducir.

A lo que iba: los últimos 3 meses los he pasado intentando decidirme entre dos personas. No estaba jugando con ellas a la vez, no me juzguéis. Estaba intentando saber si merecía la pena volver a España o no. Aposté por quedarme en EE.UU con la excusa de para terminar la carrera, pensando que uno de ellos volvería por mí (pobre ilusa, sí) Pero cuando hablé un día con mi ex para preguntarle cómo le iba todo, me dijo que se iba  a vivir fuera de España. Se me paró el tiempo,y entonces supe que todo estaba claro.

Realmente no sé si servirá de algo ir allí, ni siquiera sé si sigue sintiendo algo, pero prefiero sufrir a quedarme con la duda. Sigo pensando que he sufrido bastante como para que no me espere algo bueno al llegar… pero la vida es muy puta.

Total, que incluso sabiendo que estoy enamorada de mi ex (esto me ha llevado 3 años reconocerlo), tras 6 cervezas ayer era capaz de tontear con un chico que en el fondo ni me interesa. Sólo es guapete. Y supongo que porque todo cuerpo tiene necesidades jeje.
Pero allí estaba yo, tirando por la borda sólo con 6 cervezas todo lo que soy capaz de decir y pensar de mi ex cuando estoy sobria. Apesto!

Anuncios

~ por diariodeunaalkoholika en 30/05/2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: