Four months

•28/09/2009 • Dejar un comentario

Existe un problema muy serio cuando llevas 4 meses fingiendo, 4 aguantándote las ganas de saludar porque un saludo implica contacto, 4 viendo a esa persona por la calle y apartando la mirada porque no quieres agobiar, soñando, levantándote cada día pensando cómo pudiste joder algo que iba tan bien, llorando por los rincones cuando nadie te ve.

Y así la gente piensa que no te importa nada más que tú mismo, y así la gente no tiene ni puta idea de cómo eres por dentro. Nadie, excepto esa persona que hace 4 meses te hizo volver a recordar algo que pensabas tener superado.

Se supone que siempre he sido una persona que consigue lo que quiere… pero cuando algo o alguien me sobrepasa, cuando me siguen temblando las piernas si me mira con esos malditos ojos azules, me doy la vuelta y huyo. ¿Solución más fácil? Probablemente.

Más fácil sería echarle la culpa por ser tan cobarde, por sólo hablar con sentimiento cuando su sangre está llena de sustancias, pero eso es desviar el tema.

Anuncios

Faint

•04/07/2009 • Dejar un comentario

Todos hemos hecho la cobra alguna noche, ¿verdad? Ya sea por llevar poco alcohol encima, porque la otra persona era una amiga tuya o por el simple hecho de no agradarte físicamente.

El problema ocurre cuando al día siguiente te despiertas en una cama que no es tuya, y aunque no encuentras al ogro que esperabas, sólo se te ocurre una frase: “tengo que dejar de hacer estas cosas”. Te vistes lo más rápido que puedes, y sales de allí cagando ostias y dando gracias por no haber dado tu número de teléfono al humano que has dejado durmiendo.

Pero, oh hermanos, sorpresa, a la tarde siguiente recibes un mensaje cuya procedencia adivinas después de haberlo descifrado (malditos lenguajes para sms): “pdiams kdar cnd vlva x tu cidad xk mas gustao mx” (traducción: podiamos quédar cuando vuelva por tu ciudad porque me has gustado mucho). Contestas sin problemas, aunque te cagas en Dios por la boca tan grande que tienes, y presumes de que eso no va a suceder nunca, pero ahí erras otra vez y esa misma noche recibes otro: “l vrns tng kpasr xayi,kdams?” (el viernes tengo que pasar por allí, ¿quedamos?).

Ay mis drugos, aquí comienza el dilema… ese que no existiría si no te hubieras tomado las dos ultimas copas… o si esa persona te gustase. Pero ¿cómo puedes rechazar a alguien que  parece buena persona y con la que te has acostado pensando en otra?

Sinceramente, he estado buscando las mejores frases que se utilizan para el rechazo en google, y no valen para nada. Lo único que se me ha ocurrido es “fue culpa del alcohol, lo siento”. Y hasta a mí me daría asco leer un sms así, pero cuando no se quiere nada… ¿qué se puede decir sin pasarse de borde?

Abierta estoy a sugerencias, que llevo 3 días pensando.

You choose

•30/05/2009 • Dejar un comentario

Se supone que la vida es una contínua toma de decisiones que pueden afectar por completo a tu vida… se asemeja totalmente a un autómata finito……(de algo tiene que servir estudiar informática) y si tomas una es muy probable que no puedas volver a seguir ese camino que pensabas que iba a estar siempre ahí.

Lo peor de todo ocurre cuando en esas decisiones no aparece la razón en ningún momento y te juegas tu futuro por algo que ni siquiera es  seguro, cuando en la lucha entre cerebro y sentimientos, ganan los últimos… que encima, pensabas que no tenías.

Pero ya sea por cabezonería o por cualquier otra razón de la sinrazón, siempre seguiré esta grandiosa frase:

“Seamos realistas y hagamos lo imposible”

P.D:  Ni una, ni dos, ni tres… sino TRES

Champions day

•27/05/2009 • Dejar un comentario

Es el día.

En otra situación estaría totalmente en contra, como lo estuvecon el partido de España, de pasarme dos horas delante de una televisión soltando insultos a diestro y siniestro a 22 tíos que ni siquiera me oyen, pero el partido de hoy lo merece. Ya no sólo por ver BUEN FÚTBOL (con todas sus letra y en mayúsculas, porque eso sí es fútbol), si no por sentir esa necesidad de cerrar la boca a todos esos anticulés llenos de ira, envidia y  fascismo. Porque no es que les guste más cómo juega el Manchester, lo que les gusta es mezclar la política con el deporte.

Siempre dije que el fútbol era el opio del pueblo, pero esta vez hasta yo quiero colocarme. Un triplete que sin dudarlo, se lo merecen.

Un hecho histórico.

Algo que contar a mis nietos.

Hello world!

•11/05/2009 • Dejar un comentario

Cómo no, ¡Hola mundo!

Tras cerrar el otro blog que consideré estancado, me dispongo a hacer uno contando experiencias, graciosas o no, basadas en el trastorno que provoca la droga legalizada que más se disfruta en este país y que da título al blog: el alcohol.

Espero que aprendáis que hay cosas que no se deben hacer, y que, por supuesto, no se harían en un estado normal de sobriedad.

Un saludo, y bienvenidos 🙂